El "doble estándar" se ataca a sí mismo

2019-10-21 11:48:56
Comment
Share
Share this with Close
Messenger Messenger Pinterest LinkedIn WeChat


En los últimos días, en la región de Cataluña en España se ha replicado la violencia vista en Hong Kong: los manifestantes obstruyeron los servicios del aeropuerto, bloquearon carreteras, destruyeron tiendas, protestaron con fuego en varias partes de la ciudad y se enfrentaron con la policía. Los manifestantes declararon abiertamente que “van a ser el segundo Hong Kong". En este momento, los gobiernos británico y estadounidense que han estado tolerando las violentas actividades ilegales en Hong Kong han decidido permanecer en silencio. Algunos medios de comunicación occidentales que han apoyado a los individuos que están en contra de China y Hong Kong cambiaron de opinión de inmediato, ahora condenan a estos alborotadores y piden a las autoridades españolas que tomen medidas que devuelvan el orden y la paz a la ciudad.

Cuando un incidente de la misma índole ocurrió en Hong Kong, es denominado un "movimiento democrático". Pero cuando sucede en España, se convierte en un "disturbio violento". El occidente adoptó una doble cara, mostrándose abierto y exclamando "libertad y democracia" pero solo defienden sus propios intereses, solo están jugando un truco de magia "si es conveniente, se adopta y acepta, pero en caso contrario, se abandona y juzga", sin ninguna moralidad en sus actos, rasgó completamente su falso velo por su interferencia en los asuntos internos de Hong Kong.

Desde la extrema violencia en Hong Kong, iniciada el pasado junio, algunas personas del gobierno angloamericano han estado saltado de un bando a otro para tratar de arruinar a Hong Kong. El Vicepresidente y el Secretario de Estado de los Estados Unidos se reunieron en Hong Kong con varios insurgentes de Hong Kong respectivamente. El portavoz del Departamento de Estado de los Estados Unidos expresó su aprecio al Consulado General de los Estados Unidos en Hong Kong por ponerse en contacto con las organizaciones autodenominas "independencia de Hong Kong". Por su parte, el secretario del exterior de Gran Bretaña, Dominic Raab incluso llamó directamente a la jefa de la Zona Administrativa Especial de Hong Kong para ejercer presión, interviniendo groseramente en los asuntos internos de China. Sin embargo, frente a los disturbios en Cataluña que han copiado la llamada "experiencia de Hong Kong", el gobierno angloamericano ha "desaparecido". ¿Por qué no se levanta y apoya a los alborotadores en nombre de la "libertad y democracia"?

Sin embargo, resulta que este "doble stándar" de Occidente no solo no puede proteger sus propios intereses, sino que se contrarrestará a sí mismo. Recientemente, unos ecologistas extremistas de los Estados Unidos y Occidente están copiando las prácticas insurgentes de los manifestantes de Hong Kong y han lanzado manifestaciones "anti-extinción" en más de 20 ciudades de todo el mundo, como Londres, Inglaterra. Se dice que sus métodos copian los actos vandálicos y modo de proceder de los manifestantes de Hong Kong.

Occidente siempre ha abogado por una gobernanza de la ley, pero ningún país bajo la gobernanza de la ley, tolerará el caos "al estilo de Hong Kong". La complacencia de Occidente en la extrema violencia en contra Hong Kong basada en el interés propio y la adopción de un doble estándar, se está contrarrestando a sí misma, es como ¡una piedra que aplasta sus propios pies!

Informaciones relacionadas

Share

Los más leídos